Drenaje linfático manual (D.L.M)

En qué consiste?
El drenaje linfático manual (D.L.M) es una técnica manual suave aplicada con una presión y decomprensión tangencial sobre la piel sin friccionar ni resbalar sobre ella, a un ritmo lento, que estiran la piel hasta el límite de su elasticidad en la dirección y sentido del flujo linfático, favoreciendo el drenaje natural a los ganglios linfáticos
El drenaje linfático actúa directamente sobre el sistema linfático, responsable de eliminar toxinas y mantener en forma el sistema inmunitario. Su efecto se deja notar sobre la piel porque activa la circulación y mejora la micro circulación.
Cómo se recibe?
El paciente recibe la sesión en camilla
Cuanto dura?
Una sesión completa Standard dura 1h, el tratamiento normalmente tiende a ser localizado en las partes a tratar
A quién beneficia?
A todas las personas de todas las edades.
Cómo beneficia?
El D.L.M. tiene un efecto antiedemizante, sirve para inflamaciones y edemas, ya sean producidos por un traumatismo, por poca asimilación de líquidos e incluso los lipedemas (celulitis); en este caso es muy efectivo llegando a provocar el mismo resultado que una liposucción, la diferencia está en que es totalmente indoloro, para nada agresivo contra nuestro organismo aunque los resultados no se ven a corto plazo.
        El Drenaje Linfático produce por tanto en nuestro organismo un:
- efecto Antiedemizante (favorece la reabsorción del líquido intersticial)
- efecto Neural (acción tranquilizante por estimulación de los receptores del no dolor)
- efecto Inmunológico
- efecto sobre la Musculatura (equilibra el tono muscular)